Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

¿Qué es el forfaiting?

Índice
Comparte este post en:

La operación forfaiting consiste en que una empresa exportadora cede a una entidad financiera, documentos que implican compromiso de pago, como son letras, pagarés, etc.

Esta obligación de pago proviene de la empresa importadora que ha adquirido el producto, mientras que el riesgo lo asume la llamada forfaiter, en este caso la entidad financiera.

¿En qué consiste realmente una operación forfaiting?

Una operación forfait llevada a cabo por una empresa exportadora le genera una máxima seguridad, ya que, el riesgo recae sobre la entidad financiera.

Ahora bien, los ingresos recibidos de la venta disminuyen debido a la aplicación de comisiones establecidas por la entidad financiera debido al riesgo que asumen en este tipo de operaciones.

Pero, sin embargo, la entidad bancaria también puede enfrentarse a problemas de impagos o costes extras debido al tipo de cambio internacional.

Características de forfaiting

La empresa exportadora transforma una operación a largo plazo en corto plazo, debido a que la entidad financiera asume el compromiso de pago, y, por ello, ésta recibe el pago de forma adelantada.

Para llevar a cabo este tipo de operación, la empresa exportadora tiene que firmar un acuerdo con la entidad financiera, especificando con detalle toda la operación.

Cuando se pagan los derechos de cobro, el forfaiter se convierte en el dueño de los mismo, aplicando todas las comisiones pactadas en el acuerdo.

Las condiciones de la operación, con respecto los gastos, se acordarán según el tipo de operación, es decir, cuanto mayor riesgo conlleve, más elevadas serán las comisiones aplicadas.

También, las entidades financieras en una operación forfaiting requieren la presentación de un aval que responda subsidiariamente del riesgo de impago.

Por tanto, nos encontramos ante una operación sin recurso, es decir, donde la entidad financiera no podrá reclamar el impago de ninguna manera a la empresa exportadora.

¿Son diferentes las operaciones forfaiting y factoring?

Si comparamos una operación de financiación de forfaiting con factoring, podemos decir que son muy similares, ya que, ambas ceden a una entidad financieras el cobro de una factura a cambio de una comisión pactada.

Ahora bien, la principal diferencia entre ambas, es que el factoring cede facturas de clientes y el forfaiting se usa para obligaciones a largo plazo.

Veamos en qué consiste cada una de ellas:

 

Diferencias

Factoring

Forfaiting

No se anticipan pagos superiores a 6 meses.

Se anticipan a pagos con varios años de duración.

La operación puede llevar recurso.

La operación siempre se realiza sin recurso.

Se aplica en operaciones nacionales.

Se aplica en operaciones de comercio exterior.

¿Existe límite temporal en las operaciones forfaiting?

Actualmente, no existe una normativa que indique un límite temporal en una operación forfaiting, ya que, su duración depende de varios factores, pero, en general, puede durar desde 3 meses hasta 7 años.

Los factores que van a condiciones el límite temporal son los que la entidad financiera estudiará concretamente para decidir si concede o no la operación forfaiting y el tipo de comisión que va a aplicar.

Algunos ejemplos serían el tipo de mercancía, el país de la empresa importadora o el riesgo del deudor.

Las empresas que operan en el comercio exterior suelen usar habitualmente el forfaiting, ya que, se les excluye de riesgo moroso y de la gestión del cobro.

Ahora bien, obtener una operación forfaiting, a pesar de sus beneficios, conllevará un coste más elevado que cualquier otro tipo de financiación, como es el factoring.

Conclusiones sobre operaciones forfaiting

Como hemos indicado en los apartados anteriores, fortaiting consiste en una transacción realizada en el comercio internacional, ya que, su principal objetivo es conseguir liquidez para el exportador a cambio de unas comisiones o descuentos.

Actualmente, existe la Asociación Internacional de Comercio y Forfaiting (ITFA), la cual, reúne a diversas asociaciones patronales, con el fin de organizar seminarios que difundan conocimientos y facilitar la expansión de este tipo de transacciones.

En resumen, podemos afirmar que el uso principal de una operación forfaiting es la exportación de bienes de capital a largo plazo y con elevados montos financieros, ya que, reduce el riesgo de impago, la obtención de financiación a largo plazo y aumenta la capacidad de ventas del exportador.

Además, es importante conocer el coste de esta operación con el fin de tomar la decisión que más le convenga a la empresa, ya que, ofrece muchas ventajas, pero con altos intereses.

Si quieres ampliar información sobre estos productos financieros, no dejes de consultar a Triniom.

Compartir en:
Artículos relacionados